Colombia es el tercer país más afectado por ataques cibernéticos en la región

Brasil, México y Colombia encabezan el listado de blancos de estos ataques en América Latina. Pymes y sector salud son los más afectados, según cifras de Kaspersky.

Recientemente, la empresa de ciberseguridad Kaspersky,reveló algunos datos sobre ataques cibernéticos en la región. Incrementos de ransomware, detección de troyanos y recomendaciones para evitar estas amenazas hacen parte de lo dicho por la organización.

“Los ataques por ransomware en América Latina han experimentado un aumento anual de 30% entre 2016 y 2017, con 57.512 detecciones en 2016 y 24.110 hasta la fecha en 2017”, reveló la compañía al hablar de esta modalidad de ataque, que comúnmente se conoce como un secuestro de información. Uno de los más populares fue wannacry, que pedía dinero a cambio de liberar los datos que había cifrado.

“Algunos ejemplos emblemáticos de estos ataques son Petya o PetrWrap, HDD Cryptor, y el ya reconocido WannaCry que infectó más de 200.000 equipos alrededor del mundo, 98% de los cuales utilizaban sistemas Windows 7. En América Latina, la mayor propagación de éste se dio en México y Brasil, seguido por Chile, Ecuador y Colombia”, afirmó la compañía.

Para Santiago Pontiroli, analista de seguridad de Kaspersky Lab en la región, el ransonmware es una de las amenazas que más está creciendo.

Bajo esta categoría, la empresa reveló que Brasil lidera la lista de países con mayor número de secuestro de datos, teniendo el 54.91% de los ataques consignados en la región. México, por su parte, ocupa el segundo lugar con un 23.40%. Colombia ocupa la tercera posición con un 5% del total de los ataques.

Para Pontiroli, los fines que se esconden detrás de estos ataques están relacionados con intereses económicos o de sabotaje, razón por la cual el sector salud y pymes han sido los principales objetivos en los que se han concentrado los delincuentes digitales.

Aunque el ransonmware está el radar como el más dañinos y de mayor propagación, no deja de ser una realidad que el malware, especialmente los troyanos, ocupan la mitad de las detecciones, siendo Trojan-Ransom el de mayor crecimiento acelerado.

¿Cómo cuidarse de estas amenazas?

Según Pontiroli, no usar software ilegal es una de las recomendaciones más comunes para evitar ser afectado por uno de estos ataques. “Las personas están usando cracks para emplear ciertos programas, el problema es que en ellos puede venir información maliciosa”.

Por otra parte, sugiere a las personas tener un antivirus actualizado en sus equipos y guardar copias de seguridad en dispositivos físicos que no tengan una conexión permanente con los computadores, como discos duros externos o memorias usb, por si se llega a presentar un secuestro de información.

El analista también aconseja no abrir correos sospechosos o de fuentes desconocidas, ya que este es un mecanismo utilizado por los delincuentes para expandir un virus informático.

Con la intención de proteger de estas amenazas a las empresas, Kaspersky desarrolló una herramienta gratuita, Kaspersky Anti-Ransonmware Tool for Business. Este programa detecta posibles amenazas y además crea copias de seguridad temporales de los archivos atacados y anula los cambios maliciosos sin afectar el sistema.

 


Fuente: http://www.elespectador.com