Hoy en día, cuando visitas casi cualquier sitio web, de inmediato aparece un banner en la parte inferior de la pantalla que te pide que aceptes todas las cookies. Por lo general, los usuarios aceptan para deshacerse del molesto cuadro de texto en seguida. Pero como mucha gente no sabe si puede rechazar estas misteriosas cookies o cómo configurarlas,  Kaspersky decidió realizar un experimento y mostrarte cómo controlar las cookies y qué sucede si no les prestas atención.


¿Qué son las cookies y qué se hace con ellas?

Cada sitio web recopila información sobre ti y tus actividades y almacena la información en tu dispositivo en forma de pequeños archivos. Estos archivos se llaman cookies.

Las cookies básicamente hacen tres cosas:

  • Hacer que el sitio web sea más cómodo para los usuarios.
  • Ayudar a que el sitio web funcione de forma más confiable.
  • Seguir las actividades de los visitantes.

Comencemos con la comodidad. Las cookies te identifican en un sitio web y guardan tu configuración (si corresponde).  Por ejemplo, un sitio web de reservas de hotel puede recordar en qué moneda elegiste pagar, y si marcas la opción “Recuérdame” en la página de inicio de sesión de una red social, no tendrás que introducir tu nombre de usuario y contraseña cada vez que la visites. Cuando regresas al sitio web, revisa tu dispositivo en busca de cookies asociadas, te reconoce y automáticamente te permite acceder a tu cuenta.


Sin embargo, además de tener funciones que son útiles para los visitantes del sitio web, las cookies permiten que los servicios recopilen datos de los usuarios para hacer sugerencias con base en estos, y, por supuesto, mostrar anuncios dirigidos. Estas cookies pueden pertenecer no solo a los propietarios del sitio web, sino también a empresas con las que hayan cerrado acuerdos de colaboración. A estos últimos se les llama cookies de terceros, y por esto motivo muchos dicen que estas cookies son solo herramientas de rastreo.


Debido a que las cookies recopilan información privada que está sujeta a protección, muchos países han implementado actos legislativos y reglamentarios que requieren que los propietarios de sitios web pidan a los usuarios su consentimiento para la recopilación de sus datos. Uno de ellos es la Directiva 2002/58/CE del Parlamento Europeo y del Consejo. Por este motivo, con frecuencia ves estas pequeñas ventanas que te piden aceptar las cookies.


Aceptar todas

En un esfuerzo por llegar a lo que los trajo al sitio web, los usuarios pueden hacer clic en De acuerdo o Aceptar de inmediato, para poder cerrar esa molesta ventana, incluso aunque eso signifique permitir que alguien recopile cierta información. Algunas personas pueden leer detenidamente esa notificación, pero son muy pocas las que dan el siguiente paso y configuran las cookies del sitio.

Los desarrolladores tienden a animar a los usuarios a hacer clic en la opción Aceptar todas, al hacer ese botón grande y brillante, y a su compañero, Personalizar configuración, menos perceptible. Los intentos de algunos sitios web para complicar la gestión de las cookies ya llamaron la atención de defensores de la privacidad


 Experimento con las cookies

Kaspersky realizó un experimento para determinar cómo funciona la configuración de las cookies. Donde el principal interés ha sido responder a las siguientes preguntas:

  • ¿Los sitios web informan a los usuarios que utilizan cookies?
  • ¿Tienen los usuarios la opción de rechazar las cookies?
  • ¿Cómo afectan las configuraciones que los usuarios seleccionan en el sitio web la cantidad de cookies almacenadas?
  • ¿Configurar las cookies en los sitios web es un proceso rápido y fácil?

Seleccionaron 32 sitios web para nuestro experimento: 10 sitios de medios masivos, 8 pertenecientes a empresas privadas, 4 pertenecientes a organizaciones culturales y deportivas, 4 sitios web educativos, 2 sitios web gubernamentales y 4 que pertenecían a otras categorías.


Antes de visitar cada sitio web, borraron todas las cookies de la computadora para que el sitio pensara que estábamos visitándolo por primera vez. Luego fueron al sitio web y verificaron si las cookies estaban almacenadas en el dispositivo y, de ser así, cuáles. Si aparecía una ventana que les daba la opción de ir a la configuración, comprobában qué cookies estaban habilitadas y cuáles deshabilitadas de forma predeterminada.


¿Todos los sitios web permiten configurar cookies?

 

De los 32 sitios web que examinamos, 14 no notificaban a los usuarios sobre el uso de cookies ni brindaban una opción para configurarlas. Además, justo después de abrir los sitios web, almacenaban las cookies en el dispositivo.

Luego comprobaron si los sitios ofrecían alguna forma de administrar las cookies. Para ello, examinaron sus políticas de privacidad y descubrieron que era posible, al menos teóricamente, bloquear los sitios web para que no recopilen y usen tus datos. Dependiendo del sitio web, tenían una de estas dos opciones: contactar directamente con las empresas de marketing con las que trabajan los propietarios del sitio web o escribir a los administradores del sitio y pedirles que no nos rastrearan. En la práctica, estas no son formas convenientes de protegerse contra el rastreo.


¿Qué sucede si el sitio web te permite configurar las cookies?

De los 32 sitios web que examinaron, 18, es decir, un poco más de la mitad, nos permitieron personalizar las cookies. Pero lo permitieron solo para algunas de las cookies y les exigieron que conservaran las “necesarias”. De esos 18, la mayoría (14) fueron amables con los usuarios que vencían a la pereza y abrían la configuración: las cookies publicitarias se deshabilitaban de inmediato allí.


La sorpresa desagradable fue que 7 sitios web endosaron una cookie a los usuarios de inmediato. Es decir, ni siquiera tuvieron la oportunidad de decidir si querían  aceptar todas las cookies o echar un primer vistazo a la configuración: el sitio web ya había registrado algo sobre ellos.


Si un sitio web hacía lo correcto y esperaba a que decidieran, abrían su configuración e intentaban deshabilitar todas las cookies que el sitio web permitía. Cuando hacían eso, de una a tres cookies terminaban en la computadora. Si aceptában todas las cookies, se guardaban una media de 20 a 30 cookies en la computadora. Esta diferencia de diez demuestra claramente por qué deberías abrir la configuración.


Intentaron deshabilitar las cookies en la configuración del navegador


Ahora ya sabemos que puedes rechazar las cookies en la configuración de un sitio web. Pero tener que hacer esto cada vez resulta inconveniente y se vuelve tedioso. Afortunadamente, hay otra solución. Puedes bloquear las cookies de terceros (es decir, las que en su mayoría se dirigen a la publicidad) o deshabilitar todas las cookies en la configuración de tu navegador. Eso sí, es cierto que si deshabilitas todas las cookies, algunos sitios web no funcionarán de manera confiable.


En su lugar, ten en cuenta que muchos navegadores ofrecen un modo incógnito. Habilitado, este modo permite que los sitios web instalen cookies, pero el navegador las elimina automáticamente cuando cierra la ventana de incógnito. Esto resulta útil si, por ejemplo, necesitas conectarte desde una computadora que no es la tuya y, por lo tanto, la configuración de las cookies del navegador no depende de ti.


Las cookies no son los únicos rastreadores


Todas estas configuraciones, bloqueos y modos tienen el objetivo de evitar que otros nos rastreen. Ya profundizamos en las cookies, pero ¿la configuración es suficiente para protegernos completamente del rastreo? Por desgracia, no lo es: los sitios web tienen una sorprendente variedad de maneras de rastrear a los usuarios.


Para realizar un seguimiento completo de los anuncios, existen otras herramientas; por ejemplo, Kaspersky Internet Security tiene una función de navegación privada para bloquear el seguimiento. Durante nuestro experimento, aprovechamos la solución y nos notificó continuamente sobre los intentos de seguimiento, incluso cuando deshabilitamos las cookies en el navegador, y las bloqueamos. El resultado es que si deseas garantizar que nadie te esté rastreando online, es mejor usar protección adicional.


Conclusiones

En resumen: El experimento mostró que la solución más eficaz no es lidiar con la configuración de cada sitio web, sino configurar todo correctamente en el navegador: usa el menú de configuración para bloquear las cookies. De ser necesario, puedes hacer excepciones para algunos sitio web. Y, para protegerte de otros intentos de rastreo, configura la función de Navegación Privada.

Fuente: https://latam.kaspersky.com/blog/how-to-control-your-cookies/23745/

También podría interesarte...

Open chat
Hola, gracias por visitar nuestro sitio web. ¡Si quieres podemos resolver tus inquietudes!